Prisoners-of-the-Moon

Hunters: ¿Qué hay de cierto?

Solo por descubrir la historia de la Operación Paperclip, vale la pena ver Hunters, una serie estrenada hace poco en Prime Video, la plataforma de Amazon. La ficción atrapa, tiene retazos de películas de Quentin Tarantino, como Malditos Bastardos, buenas interpretaciones como la de Logan Lerman o la del incombustible Al Pacino, que aquí interpreta a Meyer Offerman, el jefe de la banda de cazanazis.

La trama se desenvuelve en Nueva York, finales de los 70, y los protagonistas son un grupo de judíos que se dedica a eliminar a nazis que viven en la Gran Manzana con identidades secretas.

Más allá de la trama y de ese aire vintage que la rodea, me ha interesado descubrir detalles de la Operación Paperclip, una historia que parece sacada de algún guión de Hollywood, pero que tiene visos de realidad. Con la participación como ‘estrella invitada’ del general Franco, que según algunas informaciones permitió que Hitler y Eva Braun se escondieran en Tenerife, antes de emprender un viaje a Bariloche (Argentina) donde se refugiaron muchos años.

Esta información se sustenta en una investigación que llevó a cabo un exagente de la CIA, Bob Baer. Acoger a Hitler en Tenerife, según esta teoría, serviría para pagar favores prestados por los nazis a Franco durante la Guerra Civil española.

La principal teoría de la Operación Paperclip se sustenta en que la elite nazi negoció con la inteligencia militar estadounidense y con la CIA la inmunidad de la pareja hasta su muerte. ¿A cambio de qué? Un millar de científicos serían reclutados por los norteamericanos y ayudarían a Estados Unidos en su carrera armamentística y espacial contra la Unión Soviética. Una historia que solo se puede comprender desde el punto de vista de la Guerra Fría y que seguramente tiene muchos puntos ciegos.

Más documentación Annie Jacobsen (Operation Paperclip: The Secret Intelligence Program to Bring Nazi Scientists to America)

La banda sonora de Hunters también es un must

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pocket
Share on email
Share on print

Deja un comentario

Qué veo. Qué leo.

La frase

¿Sabe cuál es el único modo de medir cuánto se ama a alguien?

No

Perdiendo a esa persona

Jöel Dicker