La vida extra de Ric Elias

Imaginen una gran explosión, cuando estás a 900 metros del suelo. Imaginen un avión lleno de humo, imaginen un motor haciendo clac, clac, clac…

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=gPyiWDgJQGw]

Aún resuenan en sus oídos las aterradoras palabras del comandante: “Prepárense para el impacto” en los oídos de Ric Elias, aún recuerda la cara de terror de los asistentes de vuelo y la inexistencia de ruido dentro de la cabina. ¿Se imaginan viajar en un avión sin el ruido de los motores? Piensen por un momento en el milagro de disponer de una vida extra y ahora reflexionen sobre qué cambiarian en sus vidas,

Elias, después de aquella experiencia, quiso compartir en esta charla en ‘TED‘ las tres cosas que aprendió ese día:

Todo cambia en un instante. Tenemos esa lista de cosas por hacer antes de morir, esas cosas que queremos hacer en vida y pensé en toda la gente con la que quería llegar y no lo conseguí, todo lo que tenía que arreglar, todas las experiencias que he querido tener y nunca tuve. Ya no quiero aplazar nada en la vida, y esa urgencia, ese propósito, realmente ha cambiado mi vida.

He vivido una buena vida, con mis aciertos y mis errores. He tratado de mejorar en todo lo que hice, pero en mi vida también se impuso mi ego. Y lamento el tiempo que desperdicié  en cosas que no importaban con gente que sí importa.  Y pensé en la relación con mi esposa, con mis amigos, con la gente . Y después medité sobre eso y decidí eliminar la energía negativa de mi vida.  Ahora no es perfecta, pero es mejor. En dos años no he tenido ni una pelea con mi mujer , ya no trato de tener razón, elijo ser feliz .

Mientras el avión descendía tuve la sensación de que morir no da miedo. Es casi como hemos estado preparándonos para ello durante toda nuestra vida. Pero fue muy triste. No me quería ir, amo mi vida. Y esa tristeza, se basó en un único pensamiento: ojalá pudiera ver a mis hijos crecer. Un mes más tarde estaba en una actuación de mi hija pequeña y grité y lloré como un niño pequeño. Y para mí esa era toda la razón de ser del mundo… Por lo que comprendí que lo más importante en mi vida es ser un gran padre.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pocket
Share on email
Share on print

Deja un comentario

Qué veo. Qué leo.

La frase

La vida al final se convierte en un acto de renuncia, pero lo que causa un mayor dolor es no tener un momento para despedirse.

La vida de Pi