office

La vida íntima y las pequeñas cosas

Rebuscando he encontrado ‘El periodista deportivo‘, de Richard Ford; un libro que me regalaron cuando empezaba y que no habla de periodismo y poco del deportivo. Es de esas novelas que me han marcado siempre, que te interrogan prácticamente en cada párrafo y que te enseñan que la felicidad, y también la infelicidad, están en cada rincón de la vida que nos rodea.

Me quedo con que las pequeñas cosas son las que te acaban llenando y que el éxito no está en los grandes logros que otros creen que consigues, sino en esos íntimos triunfos que solo compartes contigo mismo. Es la historia de Frank Bascombe, que triunfa brevemente en la literatura con un ‘one-hit wonder‘ , y acaba escribiendo sobre deportes, sobre victorias y derrotas, entrevista a atletas y se da cuenta de que en la vida «no hay temas trascendentales«, tan solo «cosas que suceden y luego se acaban«.

Como he dicho, la vida sólo tiene un final cierto. Es posible querer a una sola persona en el mundo y no vivir con ella ni verla siquiera. El que diga algo distinto es un mentiroso, un sentimental o algo peor. Es posible estar casado, divorciarse, y luego volver a estar juntos y descubrir cosas que nunca te habían interesado y ni siquiera habías entendido en la época anterior, pero que para tu sorpresa ahora te parecen absolutamente perfectas. Déjenme que les diga que la única verdad que nunca puede ser mentira es la vida misma, lo que de verdad ocurre.

El periodista deportivo. Richard Ford

Comparte este artículo

2 comentarios en «La vida íntima y las pequeñas cosas»

  1. Me encanta tu página, tenés muy buenas reflexiones y hablas de cosas sumamente interesantes. No conocía esta novela, pero la voy a leer!

    Responder

Deja un comentario

tres × cuatro =

Qué veo. Qué leo.

Twitter

La frase

La actitud es la única cosa que depende de ti. Por tanto es lo único que te puedo exigir.