marcos_mundstock4

Mundstock, el último humorista

Con la muerte de Marcos Mundstock se va el genio del humor inteligente, la voz de ‘Les Luthiers‘, ese grupo de ingenio ecléctico que se ha quedado huérfano. Dijo que quiso ser abogado, ingeniero, aviador, cowboy, benefactor de la humanidad, tenor de ópera, Tarzán, amante latino, futbolista y otras cosas más, y las fue todas, desde esa pose seria con la que nos engañó a todos, enfundado en un esmoquin y refugiado en una carpeta roja.

Era Mundstock un genio de las palabras, jugaba con los dobles sentidos, te sentía partícipe del juego, ofrecía un espectáculo inteligente, alejado de esa chabacanería en la que se han convertido desde hace tiempo este tipo de ‘shows’.

Con su marcha, la mejor delantera argentina de la historia, la formada por Rabinovich, Maronna, Masana y Mundstock, ha perdido a su organizador. La estrella, Daniel Rabinovich, ya nos dejó hace cinco años.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en pocket
Compartir en email
Compartir en print

2 comentarios en «Mundstock, el último humorista»

Deja un comentario

doce − siete =

Qué veo. Qué leo.

La frase

El amor no tiene cura, pero es la única medicina para todos los males

Leonardo Cohen