No la feliciten

Hace tanto tiempo que parece que fue ayer, hace tan poco que cada día a su lado es diferente. Aunque sea su cumpleaños, no la feliciten, felicitenme a mí por el regalo de tenerla cada minuto de la vida a su lado. T’estimo amor

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pocket
Share on email
Share on print

Deja un comentario

Qué veo. Qué leo.

La frase

La vida al final se convierte en un acto de renuncia, pero lo que causa un mayor dolor es no tener un momento para despedirse.

La vida de Pi