Sigue lloviendo

No para de llover, el cielo parece que no acaba de decidirse por poner punto y final a este invierno lluvioso, pese a que la primavera hace semanas que se ha despertado.
La vida continua con sus asfixiantes rutinas y por la cabeza le ronda la inutilidad de todo lo que nos rodea, de lo poco trascendentes que podemos ser en el tablero vital y lo importantes que somos cuando vivimos en el interior de los otros.
Ahí sigue, dándole vueltas a la rueda, pensando en cómo podía haber solucionado aquel arcano imposible y empezando a recordar los buenos momentos. Dicen que cuando eso ocurre es que ha llegado el momento de pensar en lo mucho que le dio la persona que perdió para siempre. Él espera que sea así.

Banda sonora —> Bon Iver

La foto es de Anant Jain

Comparte este artículo

Deja un comentario

4 × 4 =

Qué veo. Qué leo.

La frase

El orgullo de los mediocres consiste en hablar siempre de sí mismos; el orgullo de los grandes hombres es no hablar nunca de ellos.

Voltaire