Salvemos la cara

vela

La capacidad de reacción de los medios periodísticos convencionales, y me refiero concretamente a las televisiones españolas, ha vuelto a quedar en entredicho después de los sucesos de París.
El periodismo, ese bien que tenía que ser común, se pone a prueba cada cierto tiempo y entonces es cuando nos damos cuenta de los diferentes maneras de profesionalización y, especialmente, de la banalización informativa.
Las apuestas están claras. Desgraciadamente pocas veces coinciden el modelo del ‘That’s entertainment‘ con el de la información de calidad, cadenas que basan su apuesta en debates de la realidad que ellos mismos crean en sus programas frente a lo que ocurre de puertas afuera de su redacción.
Periodistas que no lo son y simplemente ofrecen su imagen para un show, más allá del criterio y de la capacidad necesaria para improvisar, cambiar el guión de esa insustancial tertulia y abrir las puertas a la realidad, por muy complicado que en ocasiones pueda ser improvisar en televisión.
La información es cara, la opinión muy barata y la investigación, en periodismo, es a estas alturas un lujo supernecesario. Esos son los principales parámetros en los que nos movemos.
El viernes por la noche, las televisiones españolas, en general, hicieron el ridículo. Después, como veremos, los analistas tirarán de audiencias para demostrar que todo vale con tal de reunir a más espectadores en torno a la caja tonta y encumbrar, como cada viernes, a Telecinco y Antena 3 como las más vistas.
Pero ¿Cómo trataron estas dos cadenas la información sobre París? JJ Vázquez interrumpió bien entrada la noche el ‘Salvame Deluxe‘ para leer un comunicado al respecto, citando una información del El Mundo.es. Mientras tanto, en el siguiente número de su dial, Antena 3 seguía con ‘Tu cara me suena‘, cuya emisión se interrumpió durante cinco minutos para informar brevemente sobre los terribles sucesos.
Poco después, en ‘twitter’, el CM del programa publicó un mensaje de vergüenza ajena:ScreenHunter_002Desde el departamento de comunicación de Mediaset se excusó de forma particular la falta de información:

ScreenHunter_004No había noticias de Cuatro -qué tiempos aquellos de CNN+-, ni de la Sexta. Televisión Española articuló su información desde su canal 24 horas, mientras que TV3 (324) y 13TV reaccionaron con prontitud. En las audiencias, los programas más vistos el viernes por la noche fueron el de A3 (3.183.000 espectadores y una cuota de pantalla del 22,5%) y el de T5 (2.217.000 espectadores y un 17,4 por ciento).
Al día siguiente, las cadenas intentaron rehacerse para ofrecer una información sobre el terreno y destacó, por amarilla, la cobertura que Antonio García Ferreras realizó desde París. Imágenes de impactos de balas en las paredes, velas en las calles …
El viernes se demostró la importancia de tener un buen timeline en ‘Twitter’ y de que el pajarito ha cambiado la percepción que tenemos sobre la información. Las radios y las televisiones fueron a remolque de las redes sociales y frente a los medios convencionales otras herramientas como Vine o Periscope demostraron cómo se puede acceder a una información veraz y en directo.
No hablaré sobre la publicación de una foto trucada de un periodista canadiense, porque en eso también unos cuantos hicieron el ridículo, algo que ya hasta nos resulta habitual a diario. Para todo lo demás:  Salvemos la cara.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pocket
Share on email
Share on print

Deja un comentario

Qué veo. Qué leo.

La frase

¿Sabe cuál es el único modo de medir cuánto se ama a alguien?

No

Perdiendo a esa persona

Jöel Dicker