poble

Contando palmeras

Me gustaría cerrar puertas y no sé si abrir algunas; me gustaría que el mismo compromiso que ofrezco se me devolviera. Me gustaría mirar un poco más allá de a una semana vista y, como siempre, llegar agotado al final, que es el síntoma de haberlo dado todo por el camino.

Me gustaría empezar con nuevos alicientes, planificar y no solo pensar en sobrevivir el día a día. Me encantaría contemplar el paisaje desde el muro e ir contando las palmeras que quedan hasta llegar al final. Eso sí, muy poco a poco.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pocket
Share on email
Share on print

Deja un comentario

Qué veo. Qué leo.

La frase

… Pero estás revolviendo mierda, Conde, y la mierda salpica

Leonardo Padura