Efectos secundarios

Es permanecer con la mirada perdida, ausente; sin pensar en nada y comprobar los beneficios de que la mente esté en blanco o mantener la distancia en la escena y comprobar la comodidad de las bambalinas; es relativizar todo lo que no consideras importante y desde no hace tanto, importante es una expresión que ya no existe en su diccionario.
La vida -ahora estás, ahora no- es un truco de prestidigitación que ningún mago puede dominar, esa maravilla que tenemos entre las manos y que solo cuando apuñala a un ser querido eres consciente de su grandeza.
Para que no tenga ningún efecto secundario ni mucho menos negativo, hay que tomarla en grandes dosis, pero sorbito a sorbito, impregnarte de los días de sol y pensar en que lo más grande que nos quedará siempre son los abrazos y el roce de la piel. Hablo de la vida. No se despisten ni se pierdan un solo minuto de lo que les ofrece.
La foto es de Sharon McCutcheon

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en pocket
Compartir en email
Compartir en print

Deja un comentario

18 + uno =

Qué veo. Qué leo.

La frase

El amor no tiene cura, pero es la única medicina para todos los males

Leonardo Cohen