Hawala o cómo se financia el Estado Islámico

An Afghan dealer waits for customers at a money market in Kandahar province, on Nov. 11, 2012. The U.S. has started attacking the Taliban's funding channels ahead of withdrawing most of its forces by 2014.

Sin comprobantes ni rastros. Es una red basada en la confianza, un sistema informal de transferencia de capitales ideado por los comerciantes árabes para evitar los robos en la ruta de la Seda. Con el paso del tiempo, el sistema fue perfeccionado por ciudadanos pakistaníes, indios, filipinos o tailandeses quienes envían desde cualquier parte del globo terráqueo dinero a sus familias desde el extranjero sin pasar por el sistema financiero legal.
La confianza en la relaciones entre compatriotas es fundamental y casi siempre se captan los clientes en pequeños negocios (venta de electrónica, locutorios, restaurantes…) que luego pueden ayudar a enmascarar la jugada.
Se trata del ‘Hawala’, transferencias de dinero sin que sea preciso un movimiento de capitales, una manera de blanquear capitales o de financiar actividades ilegales. Primero los atentados del 11S, después del 11M y en la actualidad los atentados de París han servido para ahondar en la investigación de estas prácticas.

hawalaHawala

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en pocket
Compartir en email
Compartir en print

Deja un comentario

nueve − nueve =

Qué veo. Qué leo.

La frase

El amor no tiene cura, pero es la única medicina para todos los males

Leonardo Cohen