pack

Un año después

Un año después puedo empezar a entender algunas cosas, aun puedo sentir el último latido, la presión de tu mano en mi brazo, que te fuiste y yo estaba ahí y aunque en un principio pensé que mi esfuerzo fue en vano, ahora sé que fui tu última imagen y por ello tengo que sentirme privilegiado.

Ese momento estará ahí para siempre, como tú, que me ayudas con esos silencios, a sentir la pausa y a relativizar el sinsentido en el que se convirtió todo, pero sobre todo a que todo ello se transforme en aceptación, en el recuerdo y en volver a ser yo mismo.

Un año después volvimos a ese lugar donde se funden la tierra y el cielo, allí donde acabó todo y donde todo empezó a cobrar otro sentido. Una canción, lágrimas, buenos propósitos enterrados entre las raíces de un pequeño árbol y una canción para ti. Allí estábamos todos, tú también. 

Gràcies, amic Euse. Carpe diem.

La foto es de @carmejorrin

 

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pocket
Share on email
Share on print

Deja un comentario

Qué veo. Qué leo.

La frase

Si no puedes ganar, asegúrate de no perder

Johan Cruyff