life

Nacho, siempre en mi equipo

Solo hace diez años que conozco a Nacho, pero parece que sea desde siempre. Con el paso del tiempo me he dado cuenta de que las amistades que he tejido a partir de los 40 son las que más llenan. Llegas a un punto de conexión por afinidad, no por coincidencia en el espacio o en el tiempo, y ese tipo de relaciones ni nacen viciadas ni tampoco se producen en un entorno de compromiso.

Y así ha sido siempre con él y con el resto de ese particular grupo particular que forman “los paelleros“, ese grupo de apoyo del que seguro que ya sabéis alguna cosa.

¿Sabes cuando conoces a alguien desde hace relativamente poco tiempo y te parece que es desde toda la vida? ¿Sabes de ese tipo de personas que saben ponerse en tu lugar y también en el suyo? ¿De esos que transmiten seguridad y empatía? ¿De esos que cuando te lo encuentras en una escalera suben si tu subes y bajan si tú estas bajando? Pues así, a grandes trazos es Nacho Ovejero.

Y para él será la cuarta entrega de la Biblioteca de Euse. Esta vez la elección ha sido fácil. Después de abrir una de las doce cajas de cartón, apareció “Franco en la guerra civil. Una biografía política“, de Javier Tusell. A Nacho le encanta la historia y le fascinan las biografías de personajes históricos, como a Euse, y sabía que este le encantaría.

El libro de Tusell descubre otra imagen de Francisco Franco, un hombre con una formación menos que mediocre, y que forjó su carácter en una irrefrenable ambición de poder para perpetuarse en solitario en lo que fue: un dictador.

No sé cuántas vidas necesitaré para compartir los libros de Euse entre mis amigos, pero por ahora Víctor Sancho tiene en su estantería de Washington un maravilloso ejemplar de ‘Incerta Glòria”, José Miguel Martos recibió en Granada “La guerra del fútbol” y Anna Gayà en Montcada “Veinticuatro horas en la vida de una mujer”. ¿Para quién será el quinto?

La foto es de Katarzyna Grabowska

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on pocket
Share on email
Share on print

1 comentario en «Nacho, siempre en mi equipo»

Deja un comentario

Qué veo. Qué leo.

La frase

La vida al final se convierte en un acto de renuncia, pero lo que causa un mayor dolor es no tener un momento para despedirse.

La vida de Pi